El consumo y la inversión tiran del PIB del segundo trimestre

La caída interanual de la economía española se queda en el 0,1%, una décima menos de lo calculado inicialmente. El Gobierno cree que el dato indica la «normalización» de la actividad

El PIB español cayó en el segundo trimestre un 0,1% respecto al mismo periodo de 2009, una décima menos de lo calculado inicialmente por el Instituto Nacional de Estadística (INE). La revisión se debe a la corrección, anteayer, del dato de 2009 (el PIB bajó una décima más de lo estimado, hasta el 3,7%). El avance intertrimestral se mantiene en el 0,2%. La contabilidad trimestral publicada ayer por el INE atribuye el crecimiento registrado entre abril y junio, segundo consecutivo tras 18 meses de caídas intertrimestrales, al consumo de los hogares, que aceleró su avance hasta el 1,3% trimestral (el mejor dato desde el segundo trimestre de 2004) y que por primera vez en dos años creció (un 2%) en tasa interanual.

UGT, CCOO y CEOE coincidieron en señalar que el repunte intertrimestral del PIB responde a elementos coyunturales, como la subida del IVA, y no a un cambio de tendencia. Para el Ministerio de Economía, los datos reflejan en cambio la “normalización de la actividad económica tras la fuerte contracción experimentada en los años anteriores”.

El INE admite que el alza del IVA en julio ha podido influir en el adelanto de algunas compras y destaca el especial peso de las adquisiciones de bienes duraderos, como los coches (en julio se acabaron las ayudas del Plan 2000E).

No obstante, el organismo estadístico también cree que se ha gastado más porque los salarios han moderado su caída ante la relativa mejoría del empleo, que bajó un 2,5% interanual, tres veces menos que hace un año, aunque implica la destrucción de 450.000 puestos de trabajo.

El otro componente de la demanda interna, la inversión, siguió disminuyendo, aunque en mucha menor medida que en trimestres anteriores: cayó un 0,7% en tasa intertrimestral y aminoró su caída interanual en 2,5 puntos, hasta el 7%, gracias a la inversión en bienes de equipo, la más productiva y la única que creció: un 8,7% en un año y un 4,6% respecto al anterior trimestre.

Más importaciones

Algo peor se comportó el sector exterior. Aportó sólo 0,4 puntos porcentuales al PIB entre abril y junio, frente a los 1,5 puntos del primer trimestre, ya que el empuje de las exportaciones (crecieron un 10,5% interanual, frente al 8,8% del anterior trimestre) no compensó el fuerte repunte de las importaciones (crecieron un 8,1%, que cuadruplica el 2% de enero a marzo). No obstante, Economía subrayó que España encadena, por primera vez desde 1997, diez trimestres seguidos con aportación positiva del sector exterior.

Los datos desglosados ayer por el INE confirman que, pese a haber salido de la recesión técnica, la economía española evoluciona a un ritmo anémico comparado con sus principales socios europeos (que entraron antes en recesión), como muestra el avance del PIB de los países del euro y del conjunto de la UE (1,7%), impulsado por el crecimiento de sus mayores economías, salvo la española: Alemania repuntó un 3,7% interanual; Holanda, un 2,1%; Austria, un 2%; Francia, un 1,7%; Reino Unido, un 1,6%, e Italia, un 1,1%.

Tras conocer los datos del INE, el PP aseguró, por boca de su secretario de Economía y Empleo, Álvaro Nadal, que la economía europea “no ha tirado” de la española pese los “magníficos” resultados de otros países de la UE y calificó el dato de empleo como el “más preocupante”.

Es previsible (así lo ha admitido el Gobierno) que el PIB aminore este trimestre e incluso registre crecimiento cero, tras la subida del IVA, el plan de ajuste del gasto público y el enfriamiento de la recuperación mundial. Varios institutos de estudios pronostican una recaída, que el Ejecutivo descarta tajantemente.

Comparte esta noticia:
  • Facebook
  • MySpace
  • Google Bookmarks
  • RSS
  • Twitter
  • Print
  • Technorati
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Mixx
  • Blogplay
  • Digg
  • Live

Tags: , ,

Escribe un comentario